Isla de los conejos en Japón - Ōkunoshima

Si piensas en Hiroshima, seguro viene a tu mente la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, se trata de una prefectura en Japón que va mucho mas allá de una época. Es un lugar encantador con cientos de lugares que puedes visitar en tu viaje a Japón.


Índice de contenido

Espacio Patrocinado

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Sobre su historia

Esta isla tiene un pasado relativamente sombrío. Aunque hoy está habitada por cientos de tiernos conejos, se trata de un territorio que sirvió al Ejercito Imperial Japonés como base de creación de armas químicas durante el periodo entre la Primera y la Segunda Guerra Mundial.

Japón firmó el tratado Ginebra luego de la Primera Guerra Mundial, mismo que prohibía cualquier guerra con armas químicas. Sin embargo, debido a que tanto Estados Unidos como los países Europeos estaban experimentando con este tipo de armas, Japón decidió mantener un regimiento de investigación y desarrollo que operaba secretamente en la isla de Ōkunoshima. Se seleccionó esta isla por estar suficientemente lejos de las grandes ciudades, así como por su cercanía con el océano para eliminar residuos tóxicos sin afectar a la población japonesa.

Las instalaciones del laboratorio de pruebas para armas químicas fueron evacuados y clausurados luego de la Segunda Guerra Mundial. De hecho, hoy en día se puede visitar el laboratorio y diferentes atracciones más modernas que la isla ofrece a los turistas aventurados.

Pero: ¿por qué se llama la isla de los conejos? Actualmente está documentado que se llevaban a cabo diferentes pruebas de laboratorio con conejos para probar la efectividad de los reactivos creados en la planta durante la guerra. El actual director del museo de armas químicas de Ōkunoshima asegura que los conejos que residen la isla actualmente no se relacionan con los que se usaron en el laboratorio, pero se cree que los conejos poblaron la isla luego de que fuera abandonada en 1946.

Museo de armas químicas de Ōkunoshima - Japón

Museo de armas químicas de Ōkunoshima Foto de Asturio Cantabrio – Wikimedia Commons

Actualmente está prohibido llevar cualquier fauna, flora o utensilio que pudiera afectar la integridad de los conejos. Únicamente se permite alimentarlos y acariciarlos, pero al ser animales salvajes se anuncia que es bajo el riesgo de quien decide hacerlo.


¿Cómo llegar a la isla de los conejos?

A diferencia de algunos destinos que hemos compartido en nuestro blog, llegar a la famosa isla de los conejos es un poco más complejo. Primero, deberás llegar a la prefectura de Hiroshima, misma que está conectada con el resto de grandes ciudades japonesas. Por eso, podrás abordar un tren bala desde Tokio u Osaka para llegar a la estación de Mihara, misma que está a casi dos horas de la estación de tren bala de Osaka.

Desde la estación de Mihara, puedes tomar un tren de 25 minutos hasta el puerto de Tadanoumi, mismo desde el que deberás abordar un ferry de 15 minutos que te llevará hasta la famosa isla de los conejos. Como puedes ver, el principal problema de esta isla es llegar, pero será una excelente experiencia una vez que estés ahí. En la siguiente imagen puedes ver que existen varias rutas para llegar a la isla de Ōkunoshima, dependiendo de cuál elijas es el tiempo que puedes tardar en llegar, desde un par de horas hasta más de 15 horas.


Espacio Patrocinado

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
¿Qué hacer en la isla de los conejos?

Aunque lo primero que muchos hacen al llegar a Ōkunoshima es convivir con los conejos, te recomendamos que le des un vistazo al museo nacional del veneno, mismo que se encuentra en las instalaciones de la base militar secreta de la que te hablamos antes.

Si deseas quedarte a dormir en la región, también podrás visitar las diferentes rutas de ciclismo y el elegante resort de Kyukamura, mismo que tiene restaurante, habitaciones de lujo y aguas termales que harán que cualquier día de viaje se convierta en una excelente noche de descanso.

A pesar de que la isla es sumamente famosa, tiene una extensión reducida que limita un poco las actividades que podrás hacer. Deberás tener especial cuidado con la interacción con los conejos, pues son animales salvajes y protegidos por el gobierno japonés. Te compartimos algunos consejos para interactuar con estos peludos amiguitos:

  • Evita cargarlos: Muchas personas desean abrazarlos, pero podrías causar que se sientan amenazados y te muerdan. ¡No quieres ir al hospital por una vacuna anti rábica en tu día de viaje!
  • Evita alimentarlos en la calle: La isla vende alimento especial para conejo en diferentes regiones. Sin embargo, si los conejos se distraen alimentándose podrían ser atropellados por el tránsito local. ¡Asegúrate de que están a salvo antes de convivir con ellos!
  • Sólo alimento para conejo: Los residentes de la isla solicitan atentamente que no alimentes a los conejos con comida para humano. Sólo usa los alimentos oficiales vendidos en la isla para evitar problemas de salud en estos amiguitos.
  • ¡No los robes!: Aunque parece obvio, hay letreros por todos lados solicitando a los visitantes abstenerse de llevar estos ejemplares a casa. ¡No los alejes de su hogar!
Alimentando a los conejos en Ōkunoshima - Foto de Jdlrobson - Wikimedia Commons

Alimentando a los conejos en Ōkunoshima – Foto de Jdlrobson – Wikimedia Commons

Te gustaría saber qué religión hay en Japón, da clic aquí para descubrirlo.

Comparte con nosotros tus dudas y comentarios sobre Japón.

Aún no hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *