Periodo Edo

¿Sabías que? – Entre los años 1603 d.C. y 1868 d.C. Japón cerró definitivamente sus fronteras a todo el mundo para lograr unificarse. Durante esa época, surgieron varias de las cosas que actualmente resaltan de la cultura japonesa como las Geisha o el teatro Kabuki, mientras que se fortalecieron otras como los Samurai y los Ninja. Estamos hablando del “Periodo Edo” en Japón: la época donde Japón se cerró por más de 200 años. ¿Quieres saber qué paso?

Índice de contenido

Tokugawa Ieyasu

Si quieres saber más sobre el periodo Edo, tienes que saber quién es Tokugawa Ieyasu. Se trata de uno de los Shōgun (señores feudales) más importantes de la historia del país del Sol Naciente, pues junto con Oda Nobunaga y Toyotomi Hideyoshi consiguió unificar a todo el país tras una serie de batallas territoriales entre clanes que duraron más de 100 años.

Desde que llegó al poder en marzo del año 1603, Tokugawa generó cambios significativos en la sociedad japonesa que se ven aún hoy en día. Por ejemplo, él estableció una prohibición para evitar que el pueblo pudiera portar armas, restringiendo su uso a la clase “Samurai”. Fue él también quién efectuó el primer censo poblacional en Japón e inició una persecución contra el cristianismo que duraría hasta los años 1800.


Periodo Edo en Japón

Al periodo Edo también se le conoce como el “Periodo Tokugawa” en honor a Tokugawa Ieyasu, pues su política más representativa fue cerrar las fronteras japonesas para el comercio y el turismo internacional. Mientras que el mundo del siglo XVII exploraba la primera fase de la globalización, Japón decidió encapsularse para fortalecer su estructura interna y terminar de edificar una nación unida. Se dice que uno de los principales motivos que inspiró el aislamiento de este periodo fue repeler a los evangelizadores españoles y portugueses que llegaban a las costas japonesas en el siglo XVII.

Mientras las fronteras estuvieron cerradas, el País del Sol Naciente experimentó un periodo de paz y prosperidad nunca antes visto. El arte, la economía y el tejido social prosperaron especialmente debido a que el Shōgunato estableció normativas que limitaban los enfrentamientos entre las regiones de Japón. Debido a eso, artes y técnicas japonesas como los dibujos sumie (a una sola tinta) o las representaciones Kabuki (teatro japonés) pudieron madurar para ser lo que son hoy en día.


¡Sólo Holandeses! – El puerto de Dejima

Si ya llegaste hasta este punto, quizá te preguntes cómo es que un país que se encapsuló por más de 200 años pudo tener avances humanitarios y científicos que se comparan con los del resto del mundo. La razón es sencilla: Japón contaba con un aliado estratégico que le permitiría conocer el mundo en ese tiempo. Estamos hablando de Holanda.

A diferencia de los exploradores españoles y portugueses, los holandeses tuvieron un excelente trato con el Shōgunato Tokugawa pues mostraron su armamento con «honestidad» y «no buscaron evangelizar a los ciudadanos japoneses», o al menos es la impresión que generaron en sus audiencias con el Shōgun entre 1600 d.C. y 1641 d.C. Por esa razón, obtuvieron un tratado de comercio que les permitía comerciar y desplazarse libremente por el territorio japonés durante el aislamiento.

A pesar de que gozaban de esa libertad, los holandeses debían desembarcar en el puerto de Dejima en Nagasaki y mostrar sus documentos de origen. Fue a través de ellos que Japón pudo conocer el mundo exterior mientras estuvo cerrado por más de 200 años.


Fin del Periodo Edo en Japón

Aunque el aislamiento que sucedió desde el año 1603 d.C. trajo prosperidad y desarrollo en la sociedad japonesa, también trajo descontento de los japoneses por las constantes prohibiciones que se imponían a los habitantes. Adicionalmente, algunos clanes comenzaban a creer que el emperador podría recuperar la “libertad” que el Shōgunato de Tokugawa había eliminado, lo que causó tensiones en el país.

En julio de 1853, el comodoro de la armada Estadounidense Matthew C. Perry se presentó en las costas de la actual ciudad de Tokio con una propuesta de apertura de las fronteras japonesas. Este hecho, sumado a la tensión interna del país, consumó en la apertura forzada de Japón en el año 1864. Habían terminado más de 200 años de aislamiento del país y comenzaría la llamada «Restauración Meiji».

Comparte con nosotros tus dudas y comentarios sobre este artículo y/o temas relacionados con Japón.

Tags:

Aún no hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *